Carboxiterapia


Carboxiterapia En la actualidad, la carboxiterapia es una de las mejores terapias para combatir la celulitis, el exceso de grasa en el cuerpo, la flacidez y el envejecimiento corporal y facial.

​Es un método no quirúrgico el cual consiste en el uso terapéutico del gas dióxido de Carbono (CO2) por vía subcutánea. Al penetrar el co2 en forma de gas produce una hiperdistensión del tejido subcutáneo liberando bradiquina (provoca la contracción de músculo liso no vascular), serotonina (controlar la temperatura corporal), histamina (mediador de reacciones de hipersensibilidad inmediatas) y catecolaminas que estimulan a los receptores beta-adrenérgicos produciendo Lipólisis ( destrucción de las células grasas )Desde el sitio de la inyección el CO2 se difunde fácilmente hacia los tejidos adyacentes, ejerciendo su función.

Su introducción bajo la piel se completa con un movimiento de masaje manual que ayuda a distribuir el anhídrido carbónico y hacerlo circular. El CO2, al entrar en contacto con la grasa se difunde y, parte de él, va a los glóbulos rojos: al ponerse en contacto con la hemoglobina, cede el oxígeno a los tejidos.
Ese oxígeno permite ser usado para reacciones metabólicas y además produce una estimulación de la combustión de grasas. Los primeros resultados se observan de inmediato, la calidad del tejido mejora, la piel se vuelve más lisa y las zonas afectadas se vuelven más delgadas.
Tratando de manera eficaz el problema de la celulitis, mejorando, además, la circulación sanguínea.Este gas ayuda a mejorar el intercambio intracelular y la nutrición celular el personas con celulitis.

Es ideal para:
• Celulitis
• Obesidad Localizada (ayuda a reducir medidas)
• Flacidez• Estrías• Micro Varices
​• Pre y Post Lipoescultura (mejora los resultados evitando fibrosis)